domingo, 17 de mayo de 2020

Regreso a las minis

3 años. Han pasado 3 años, así, como el que no quiere la cosa.
Las cosas cambiaron mucho, las minis se quedaron aparcadas y mi vida se ocupó de muchas cosas nuevas y experiencias a descubrir. 
Sin embargo, todos estos años me dejaron lo mas importante: las personas. Ellas hicieron que nunca me desvinculara del todo; gracias a ellas hoy estoy de nuevo por aquí.
Tuvo que llegar un maldito bicho a alterar nuestras vidas, a encoger nuestros corazones, a encerrar nuestros cuerpos... y a despertar nuestras mentes (nuestros corazones diría yo)
Esta cuarentena ha hecho que vuelva a ponerme manos a la obra, a terminar proyectos inacabados, incluso a aventurarme en algo nuevo.
Así que voy a abrir una entrada más en este olvidado blog por si hay aún alguien por ahí que lo lea o lo siga. Para recordar. Para enseñaros lo que he hecho. Para, sin más, hacer lo que este blog siempre hizo y para lo que se creó: para COMPARTIR.


CAMPANA DE CRISTAL

Mi campanita olvidada en un estante, con una mecedora, una planta, un perrito y un cojín. Esperando a ser rescatada. Bueno... lo logré!!!!





Con el cojín y los guantes de mi queridísima Pilar Alén, la plantita maravillosa de mi dulce Susi Martinez.






Una maleta preciosa, regalo de Susi permanece provisionalmente en un lateral... veremos si finalmente esa es su última ubicación. Queda una campanita más por terminar, pero esa espera pacientemente un encargo.



Sencilla, sin grandes pretensiones... me gusta mucho el resultado. 😊











5 comentarios:

  1. Aunque el motivo de la vuelta haya sido el maldito virus,por lo menos ha sacado algo bueno,tu regreso a las minis! La campana es preciosa,es como si todo tuviera que estar ahí!
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. A veces nos empeñamos en escenas complicadas cuando algo tan simple como una silla en una campana consigue un resultado tan encantador.
    Felicidades por tu vuelta.
    Un saludo

    ResponderEliminar